lunes, 15 de febrero de 2016

Freedom vs. snow days

Las últimas dos semanas uno de los profesores me ha dejado un coche, por lo que al fin he sido libre. Poder ir y venir del colegio cuando quiero, ir donde me apetece o donde necesito sin tener que pedírselo a alguien no tiene precio. Desafortunadamente, el tiempo atmosférico ha estado un poco en mi contra. Un par de tormentas de nieve, y sus consiguientes snow days, han hecho que no pudiese aprovechar todo lo que me hubiese gustado.

Una de las cosas que pude hacer fue ir al musical que habían preparado en el instituto, es increíble el esfuerzo que dedican a organizar este tipo de producciones. Una manera divertida de pasar una tarde de sábado.


Y antes, me pasé por la playa para ver el efecto de la nieve:



Cuando volvía a casa me secuestró el atardecer...






Fue un fin de semana movidito, porque gracias a haber cobrado tuvimos que organizar el viaje a Florida para el que quedaban tan solo dos semanas. 
El domingo 7 era la Super Bowl, de la que no vi gran cosa aparte de lo que echaron mientras cenábamos en una hamburguesería de Sag Harbor, donde probé las fried oreos, oreos fritas, vaya, toda una bomba.




Un día más tarde, volvió a haber tormenta de nieve (snow day) y una profesora me llevó a dar una vuelta y a tirarme por una cuesta en la nieve (que velocidad pillas y no hay manera de bajar recto).




La semana pasada también aproveché para compararme al fin botas de nieve y de lluvia, que con lo que me gusta estar metida en la nieve, no podía estar siempre pidiéndole botas a alguien. Además descubrí que las de agua son geniales para la playa, sobre todo cuando se inunda por la nieve.




Este fin de semana lo he pasado principalmente en casa ya que, había alerta por el viento y las bajas temperaturas, ¡hasta -20ºC! El mayor problema es la sensación térmica que, con el Wind-chill, ha llegado a los -30. Me ha venido bien para ponerme al día, relajarme, disfrutar de un San Valentín on-line y preparar las maletas.
En breve estaré en Miami, disfrutando de unas temperaturas totalmente diferentes, ¡qué ganas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario