martes, 2 de agosto de 2016

Junio I: A busy month at school

Junio es el último mes de colegio y, por lo tanto, el último mes de esta gran aventura. Además, todo lo que no pasa a lo largo del año, pasa este mes, hay eventos prácticamente todos los días, y se quiere aprovechar al máximo porque el final se ve especialmente cerca. Por este motivo, junio se merece dos entradas, comenzando por lo que ocurrió en las escuelas:

Lock out drill: ni los profesores sabían lo que era, se recibió un manual explicando en lo que consistía y avisando de que habría un simulacro de lock out, que significa que se cierran todas las puertas exteriores para que nadie pueda entrar. ¿Consecuencias para el desarrollo de la clase? Básicamente ninguna, pero es otro simulacro curioso que no tenemos en España. 

Run against Hunger: Todos los años se realiza una carrera con una pequeña feria (carnival) para recaudar dinero para el banco de alimentos de la comunidad. La mayoría de profesores y alumnos corrieron pero yo creo que lo que más dinero recaudó fue el dunk tank... si se quiere recaudar dinero en un colegio pon un dunk tank y a profesores en él, la cola de niños no cesaba nunca. Es un día muy divertido y de relax que se necesita ya a finales de curso.






Roman Banquete: La profesora de latín me invitó al Roman Banquete que organizó para la graduación de sus alumnos, todos iban vestidos con túnicas y la graduación se hizo estilo clásico con un banquete posterior con comida mediterránea. Pero solo pude quedarme un ratito porque había otro evento paralelo en Intermediate School: el Talent Show.




Talent Show: Organizado por una profesora, cualquier alumno podía apuntarse para hacer una actuación de lo que quisiesen y así, recaudar dinero para gastos escolares. Hubo de todo: cantantes, bailarines, humoristas, magos... y pasó de todo: niños que no salían, música que no sonaba... pero en general estuvo 'cute'.



Field Day: Día que se realiza también durante el último mes en el que los alumnos no van a clase, se quedan en lo que sería nuestro patio pero que allí es un terreno enorme con césped y campos de deporte (field) y hacen juegos y competiciones. Aquí un poquito de tug-of-war:


Cuentacuentos: Las profesoras de quinto grado organizaron una mañana de cuentacuentos en la que los alumnos participaron en grupos. ¡Me guardo la idea!




ISA Graduation Ceremony: Este año ha comenzado una nueva ceremonia que quieren instaurar como tradición para aquellos alumnos que pertenecen al programa dual, a través del cual los centros de Southampton han sido nombrados ISAs (International Spanish Academies). Estos alumnos tienen, aparte de su graduación normal, esta en la que se les reconoce que han cumplido los requisitos para tener el título de la embajada de España. Me incluyeron como invitada de honor para que diese de nuevo el discurso que escribí para la anterior ceremonia. Tenía aún más nervios porque en este evento conocía a casi todos los alumnos y a algunas familias, además de que nos hicieron estar sentados en el escenario durante toda la ceremonia, un trago innecesario, jaja. Pero bueno, varios padres vinieron a felicitarme con lágrimas en los ojos, así que si a alguien le llegó también esta vez, satisfecha me quedo.

Publik House: Después del evento nos fuimos los profes a tomar algo a Publik House, que es para los habitantes de Southampton como el local pub de un irlandés. Pasamos un buen rato y aprendimos que si ves una salsa verde, no asumas que es guacamole, puede ser wuasabi XD.


Banquete: Cuando pasan de Intermediate School (8º curso) a High School (9º curso) hacen una pequeña fiesta, estilo prom, con comida y baile, pero sin ser elegante ni darle tanta importancia. Lo que descubrí fue que lo que más éxito tuvo fue el fotomatón y que les da bastante vergüenza bailar, aunque en las lentas si que se llenó la pista, curioso...




Prom: No asistí a la prom como tal pero fui a verla, por supuesto. ¡Qué elegancia! Y todo estaba preparado como una boda con mesas y sitios asignados, sigo pensando que deberíamos importar esto, jajaja.




Último día de colegio: En este día en Intermediate School se quedan en su HomeRoom que es como su tutoría. Me despedí de los profesores con mucha pena y varios niños que me veían se me abrazaban y me decían que volviese el próximo curso, que por qué me tenía que ir... me dio mucha pena pensar que ya no les iba a ver más pero siempre van a ser mis americanitos. Repartí mis Thank you notes y me llevé mis regalitos.



Me gustó mucho la tradición que tienen cuando se van los alumnos en los autobuses el último día. Todos los profesores salen fuera, los alumnos se despiden desde las ventanas de los autobuses y los conductores pitando. Es muy emotivo y todo el mundo acaba llorando. 


Graduación: Esta fue una de las ceremonias más importantes para mí. Después de ver tantas películas y tantas series de institutos americanos que me hicieron interesarme por la cultura americana, allí estaba yo, presenciando en vivo y en directo una graduación de verdad. Me encantó todo el desarrollo de la ceremonia, la participación del coro y de la orquesta, los discursos de profesores y, sobre todo, los de los alumnos que te llegaban dentro y removían alguna parte de ti. No se quedaron en la superficie y no se cortaron sacando temas delicados como la intolerancia, los abusos y las dificultades de aprendizaje.




Al salir de la graduación me encontré con el director del instituto, que se sorprendió al verme y me agradeció la asistencia; así como con la subdirectora, que me abrazó. Fue entonces, en aquel mismo instante, cuando todo se me vino encima, todo lo que ha significado este año, todo lo que he hecho que jamás habría soñado hacer porque estaba por encima de mis humildes sueños y me emocioné. Me fui a relajarme y a disfrutar de ese momento viendo el atardecer en la playa. Este fue mi último evento en Southampton Public Schools.



Con todas estas ceremonias de algo que me dí cuenta es de la gran importancia que le dan a superar etapas celebrando el cumplimento de objetivos y todo lo que se ha conseguido durante cada paso. Me parece algo importante, de vez en cuando es necesario parar y analizar el camino que hemos recorrido y todo lo que hemos superado para aprender de los errores y reconocer los éxitos, así se pueden coger fuerzas para seguir hacia delante. 

Valoremos no solo, cada paso que nosotros damos, sino también, los pasos que dan las personas que nos rodean. No cuesta nada y ayuda a darse cuenta de que el esfuerzo merece la pena, es una inyección de energía que nos motiva a seguir avanzando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario