jueves, 8 de octubre de 2015

El inicio (mis primeros 10 días en EEUU)

Lo que he aprendido:
  • Que cada día, en cada evento oficial, se recita el Juramento de Lealtad (Pledge of Allegiance) frente a la bandera.
  • Que los autobuses escolares paran cuando van a cruzar un paso a nivel y abren las puertas por si ocurre algo mientras pasa el autobús para que la gente pueda salir.
  • Que no en todos los sitios hay transporte público y sin coche no eres nadie (o la única persona que va caminando, lo cual no es fácil porque hay muchas zonas sin aceras).
  • Que cuando te mudas a EEUU sola, la gente se vuelca para que tu estancia sea la mejor posible.
  • Que hay lugares en los que se trabaja mucho, pero el esfuerzo se recompensa.
  • Que no debo irme sola de ruta porque puedo acabar llena de garrapatas.
  • Que tener teléfono móvil es muy caro en comparación con España, y aun así no es nada para un sueldo americano, todos te miran raro cuando te quejas de lo que estás pagando porque ellos pagan un mínimo de 60$.
  • Que las clases de sevillanas de cuando tenía 7 años sirven para amenizar una comida americana y además, gusta.
  • Que a las profesoras de español se las llama ‘Señora’ (a mi me han dejado con mi nombre, pero no me escapo de que alguno me diga: 'Señora, que hay que hacer ahora?').
  • Que después de 10 días fuera, un poco de queso y fuet de España te saben a gloria, y no porque la comida aquí sea mala, sino porque es diferente.
  • Que el mundo es automático: las puertas se abren cuando pasas, no hay que tirar de la cadena porque lo hace solo y luego ya solo pones las manos bajo el dispensador jabón, bajo el grifo y bajo el dispensador de papel y tienes todo lo necesario sin necesidad de tocar ni un solo botón.
  • Que España tiene mayor presencia de lo que pensaba. Hay varias profesoras con familiares españoles y un gran amor por España que me atrevo a decir que la conocen mejor que yo (es genial que enseñen el español que yo sé).
Lo que he hecho:
He tenido la suerte de que a mi llegada hubiese un grupo de intercambio de El Escorial en el mismo colegio al que yo estaba asignada, así que me dijeron que lo mejor sería que pasara la semana con ellos para ir conociendo la zona y a la gente. Así que me uní a ellos y realicé una gran cantidad de actividades en las que pude conocer a los profesores de una forma más informal y además, las profesoras de España también me aconsejaron y me ayudaron a saber un poquito más sobre como funciona esto.
He visitado una granja de calabazas preparada totalmente para pasar el día en familia, los niños adoran ir allí. He ido a una reserva India, de compras a outlets, a fiestas en casas y clubs de playa, he bailado Contradance, he visitado Manhattan en un par de ocasiones, he estado en uno de los musicales más famosos de Broadway (Wicked), he visto el amanecer y anochecer desde grandes playas con olas inmensas donde se practica el surf, he ido a un partido de béisbol Yankees-Red Sox, (lo que sería un Madrid-Barca, o al menos así me lo presentaron), he mantenido conversaciones con una niña de 4 años sin perderme, me han presentado en el Board Of Education Meeting (Reunión del Consejo de Educación)... teniendo que decir unas palabras... y he vivido el tiempo que hace cuando un huracán amenaza con pasar cerca.





He de decir que he conocido a gente maravillosa que me han recibido con los brazos abiertos (además de con guitarra española y baile español) y he tenido una primera semana genial. Ahora ya estoy metida en la rutina del cole, acostumbrándome a comer a las 11 e intentar no comer mucho hasta la cena a las 5 (sin mucho éxito de momento).
El sábado ya me mudaré con la primera familia de la escuela y a ver que tal va. Las próximas semanas no van a ser tan activas, pero iré contando lo que va pasando.

Agradecimientos:
Mary Jane, Dave, Cailin, Ellen, Miguel, Victor, Shona, Sarah, Jana, Ana, Bea y Cristina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario