viernes, 13 de noviembre de 2015

Comenzamos noviembre comiendo bien, celebrando otras tradiciones y siendo un poquito más local.

Estamos de lleno en el otoño, aunque el tiempo sigue siendo bastante bueno. Dicen que hay una ola de calor porque no es normal que estemos a 15º en noviembre, pero se está tan a gusto. Y entiendo por qué es tan importante el otoño como para dedicarle una película. La temperatura es perfecta y hay tanta variedad de árboles que todo se pone precioso con diferentes colores.



Alimentación equilibrada:
Las cenas con las profes del colegio han continuado, y la verdad es que se agradece mucho cambiar de aires y de alimentación. Entre una que me hace comida española y otra que está intentando mejorar mi alimentación, la variedad viene bien. Además, también me llevo bien con las mascotas :) 






Cada día un poco más 'local':
Ya tengo mi membership del gimnasio y el carnet de la biblioteca. Respecto al primero, todo ha sido fácil y rápido; el mayor problema es ir, pero intento coincidir con alguien que pueda recogerme y ya está. De momento solo he podido ir un día y he de ir poco a poco, porque llevo meses sin hacer nada de ejercicio. Me llama la atención que las clases colectivas haya que pagarlas aparte y además, cuestan lo mismo que para los que no son miembros del gimnasio... así que ahí se quedan con su Zumba y yo a las maquinitas a coger fondo (taaan divertido...).

El carnet de la biblioteca, sin embargo, se vende muy caro. Al ser un servicio público, pagado por los impuestos de los habitantes de este distrito, se aseguran de que estés viviendo aquí y pagando impuestos. En mi caso, gracias a la ayuda del colegio, al final he podido registrarme a partir de la cuenta del banco aquí, pero, o tienes algo a tu nombre en Southampton, o lo tienes crudo. Tras los 20 minutos que me costó darme de alta, tenía que hacer uso, así que alquilé The Girl on the Train, bestseller de intriga de este año. La verdad es que me lo leí en cuatro días gracias al suspense con el que se desarrolla, pero el twist ya había pasado por mi cabeza, por lo que no me entusiasmó tanto como a todos los que me lo habían recomendado por aquí. Por otro lado, me he apuntado a las clases de Yoga de la biblioteca, que son más baratas que en cualquier otro sitio y así también relajo y ejercito cuerpo y mente, bueno, ejercito yo y las veinte abuelitas que están en clase, pero que conste que a muchas se les da mejor que a mi en mi primer día... ya veremos el segundo :P



Tradiciones americanas:
Si el 31 de Octubre es conocido por Halloween, el dos de noviembre es importante por ser el Día de los Muertos (celebración de origen mexicano). Los altares de los alumnos de 7º grado ya estaban casi listos y, tras los últimos retoques, los trabajadores del cole empezaron a votar por sus ofrendas favoritas. Estos fueron los ganadores:



Y el 11 de noviembre nos encontramos con el día de los Veteranos, en el cual se llevan a cabo una serie de actividades en las que se reconoce la labor de todas las personas que han ido a la guerra en nombre de EEUU. Los Veteranos se ponen sus uniformes y la gente les saluda y les da las gracias. Yo estuve en un evento en el que participaba la orquesta y el coro de Southampton High School, y por lo tanto, estaba la chica con la que vivo. Por cierto, en EEUU, ¿todo el mundo sabe cantar? Es la sensación que tengo... que envidia XD




En el cole:
Llegar el martes por la mañana (primer día de la semana de clase para mi) y que una alumna te haya hecho una flor de papel, te hace derretirte. ¡Mi primer regalo de una alumna americana! Qué ilusión me hizo :D.
Además, poco a poco, voy haciendo más cosas en las clases, lo que hace que me sienta más útil y se presenten más desafíos que hay que superar, así que no hay tiempo para aburrirse. ¡Me encanta!

 Y la flor no fue el único regalo de la semana. La mami de la familia con la que vivo tuvo que viajar cuatro días a Londres por negocios y me trajo una caja de trufas, yummy!


He descubierto las Skate Nights y Movie Nights y creo que son una magnífica idea. En relación al Día de los Muertos, surgió la idea de una Movie Night para ver El libro de la vida. Entonces aprovecharon que ya habían organizado una Skate Night y proyectaron la película en la biblioteca a las 6.30 pm para que fuesen todos los alumnos y padres que quisiesen. Mientras, en el comedor, habían quitado todas las mesas y tenían un puesto para coger patines y otro para comprar snacks. Allí estaban bailando, patinando y hasta jugando al baloncesto. Me parece una gran iniciativa para que los niños hagan algo, sobre todo, cuando no hace buen tiempo.


En el periódico
El jueves 6 de noviembre salió el artículo de la entrevista que me habían hecho la semana anterior. La verdad es que no me gustó demasiado y entendí a los que dicen que se tergiversa lo que dicen, jajaja. Pero fue toda una experiencia y profesores del colegio que no conocía me iban reconociendo por la foto. ¡Qué curioso!



No hay comentarios:

Publicar un comentario